La mordedera para bebes más famosa del mundo creada por Vulli Sophie nació en París en 1961